Wiki Starship troopers
Advertisement

Soldados Skinnies usando armaduras del SICON

Los flacuchos o delgaduchos (conocidos en inglés como Skinnies) son una raza de humanoides inteligentes. Como su nombre lo dice, sus cuerpos son sumamente flacos, al punto de que se les llegan a notar los huesos. Miden como dos metros y medio de alto.

Los flacuchos son la tercera raza dominante conocida del Universo.

Historia (novela)

Los flacuchos fueron aliados a los bichos o pseudo-arácnidos. Tuvieron un papel importante en los antecedentes develando a sus aliados la posición directa de la Tierra, mundo capital de la Federación Terrana. Esto permitió a los bichos atacar y machacar directamente una de sus grandes ciudades, Buenos Aires, capital de Argentina, dejando millones de muertos y heridos. Fue así como el estado de emergencia pasó a una guerra oficial, la Primera Guerra Interestelar, conflicto que enfrentó a tres razas en una guerra galáctica: los humanos, los bichos y los flacuchos. La Federación, al ir perdiendo la guerra con los bichos, decidió atacar los mundos y colonias de los flacuchos, haciendo grandes desastres pero con pocas bajas vivientes, obligándolos a deshacer su alianza con los insectos y a aliarse a los humanos. Así, los humanos obtuvieron gran y detallada información sobre sus enemigos, como que las bajas perdidas de la Batalla de Klendathu eran prisioneros en ese planeta.

Libro de Ejército de los Flacuchos

Historia

Esta historia tiene su origen en el libro Skinnies Army Book o Libro de Ejército de los Flacuchos.

La Edad de las Tribus

Antes de que los flacuchos desarrollaran la tecnología para levantarlos de su mundo natal de Ptolomeo, una multitud de tribus dominaron su sociedad. El Tiempo de Paz puso fin a milenios de guerra en todo el mundo y contra-conquista, aunque nunca pudo unificar a los flacuchos por completo.

La Edad de la Hegemonía

Una vez los flacuchos comenzaron a explorar sus mundos y sistemas estelares cercanos, la Edad de la Hegemonía se vino sobre ellos. Un gobierno centralizado se puso en pie, representando toda tribu, aunque esto fue desestabilizado rápidamente y sustituido por el actual sistema - ninguna tribu o nación tiene automáticamente garantizada la representación dentro de la hegemonía y en su lugar debe tratar de consolidar su base de poder.

Si bien no se desconoce la guerra entre naciones o tribus, la sociedad de flacuchos está, en general, en paz consigo misma. Sin embargo, su sistema gubernamental a menudo los hace parecer primitivos o incluso bárbaros para los humanos que disfrutan de un cuerpo político unificado. Muchos rituales violentos se practican entre los flacos, como el combate de gladiadores que se remonta a antiguas guerras y luchas por el poder. Si bien los flacuchos aún compiten en estos concursos, y pueden obtener una gran cantidad de poder personal al hacerlo, la mayoría son formas de entretenimiento que utilizan a los esclavos de varias tribus para luchar entre ellos hasta la muerte. El uso de esclavos está muy extendido en toda la sociedad flacuchos , ya sea para entretenerse en la arena, trabajos manuales desgarradores o carne de cañón en la batalla. Durante la Era de las Tribus, era común que los esclavos fueran tomados de los enemigos derrotados, pero desde el surgimiento de la Hegemonía, la práctica de usar a otros flacucho como esclavos se ha convertido en una práctica repugnante, que rara vez se ve en los mundos fronterizos. Con el advenimiento de los viajes espaciales y la aceptación de su propia moralidad, los flacuchos encontraron muchas razas alienígenas que podrían ser utilizadas como esclavos. La primera aparición de flacuchos en el espacio de la Federación fueron incursiones en misiones diseñadas para capturar humanos vivos, para regresar a sus respectivas naciones dentro de la Hegemonía.

La idea de que las razas sensibles no deberían ser sometidas a la esclavitud simplemente no entra en la mente de un flacucho, como tampoco un humano puede aceptar el concepto de un "error que piensa". La moralidad en un universo sin un dios dominante de todas las razas es una construcción artificial y, aunque los flacuchos pueden parecer deliberadamente crueles o malvados a los ojos humanos, se los describe mejor como extraños e inhumanos, en el sentido tradicional. Dotados de un intelecto similar al de los humanos, han llegado a diferentes conclusiones.

Cuando se enfrentan a la Federación, los flacuchos son, en última instancia, una cultura paralela de intelecto comparable (pero incompatible), comprensión científica, desarrollo tecnológico, estándares morales y organización social. No han tenido el mismo deseo ardiente de dominar la galaxia que posee la humanidad, pero la necesidad los ha impulsado hacia adelante a medida que la Federación y los Arácnidos los arrastran lentamente a la guerra galáctica.

La Edad de la Tribu Descabezada

Una vez los arácnidos arribaron, los flacuchos pelearon. Al igual que los seres humanos, ellos inicialmente subestimaron a sus enemigos pero, cuando su tribu más dominante y poderosa, los Gen'Tak, fueron exterminados por una sola invasión, retiraron el grueso de sus ejércitos y empezaron a fortificar sus mundos más valiosos. Esto provocó que los arácnidos se dirigiesen hacia los sistemas humanos más débiles, pero el daño ya estaba hecho. Sin el núcleo central de poder que venía de los Gen'Tak, la Hegemonía se hubo desestabilizado y un periodo de gobierno rebelde se hizo presente, con muchas tribus compitiendo por poder, otros lo suficientemente desesperados como para detener el asesinato o comenzar guerras en orden para dirigir.

Sociedad

Naciones

Más allá de la división de tribus y clanes, se encuentran las naciones flacucho. Hay tal vez un centenar de tales naciones, todas nominalmente unidas bajo el estandarte de la Hegemonía. Sin embargo, las naciones no son una simple estratificación de la sociedad flacucha, ni siempre se definen geográficamente o por lealtad a un solo líder o conjunto de ideales.

Una nación generalmente es una colección de tribus o clanes que tienen un conjunto de intereses comunes; normalmente, estos intereses giran en torno a la ciudad, el continente o el planeta en el que habitan, pero este no es siempre el caso.

Un poderoso movimiento religioso, por ejemplo, puede formar su propia nación y, sin embargo, tener miembros constituyentes a lo largo de toda la Hegemonía, viviendo dentro de las naciones geográficamente definidas de otros. Esto, por supuesto, puede crear un estado de cosas verdaderamente caótico con un solo flacucho perteneciente a una tribu que puede tener su base de poder situada a años luz de distancia, debido a su lealtad a una nación que define a toda la Hegemonía como su territorio. Sin embargo, este flacucho puede vivir y trabajar dentro de otra nación con sede en su ciudad natal que podría ser hostil a su propia nación. En teoría, cada flacucho pertenece a una tribu y una nación, aunque la conveniencia y la practicidad a menudo tienen prioridad.

Lo único que todas las naciones flacucho tienen en común es que todas pueden definirse mediante un equilibrio de poder siempre cambiante. Una sola tribu muy poderosa o muy remota puede formar una nación en sí misma, mientras que otra nación puede ser gobernada por un rey cuyo papel se decide mediante un solo combate entre campeones. Las diferencias en la estructura y el gobierno de una nación pueden ser tan variadas como las de un clan individual.

Toda nación tiene el derecho, en teoría, de representación en el Consejo de Hegemonía. Sin embargo, como es el caso con gran parte de la política de flacuchos, esto tampoco es claro. Una nación puede enviar un campeón o un conjunto de delegados al Consejo para hablar en nombre de su gente, mientras que otros envían a su líder general que gobernará la nación y hablará por ella dentro del Consejo. Nunca ha habido una decisión clara sobre si una nación tiene una sola voz en el Consejo o muchas, por lo que algunas naciones, a veces, han enviado docenas de delegados, mientras que otras creen que una sola voz es en última instancia más poderosa. Incluso se sabe que una nación renuncia a su representación en favor de otra, ya sea por soborno o amenaza.

El Consejo

En el corazón de la hegemonía se encuentra el Consejo. La Federación a menudo asume que el Consejo es el equivalente flacuchos de Ciudadanía o, a veces, SICON, pero esto es una lealtad. Compuesto por representantes de la mayoría de las naciones dentro de la Hegemonía, el Consejo es más un foro que un órgano de gobierno.

Todas las naciones tienen, en teoría, un derecho de representación, aunque la voz que tengan en general depende de su posición general y su estado dentro de la sociedad flacucha. Las naciones pequeñas pueden tener un representante único, insignificante, mientras que las grandes tienden a tener docenas de delegados o un individuo único y reconocido que habla por ellos. Las naciones pequeñas se apoyan en las fuertes, mientras que las alianzas pasadas pueden causar fricciones a medida que una nación se mueve de un campo a otro. Las naciones, por lo tanto, tienden a formar "grupos" dentro del Consejo, a menudo finalmente gobernados por una sola nación muy poderosa.

Una nación dentro del Consejo puede obtener poder adicional asignando representantes a organismos multinacionales, como organizaciones comerciales, delegaciones científicas o paneles legales.

Si bien estos son a menudo títulos de conveniencia, creados temporalmente para resolver un solo problema, el poder real puede ejercerse dentro, ya que aquí es donde finalmente se toman muchas de las decisiones que afectan a la Hegemonía en su conjunto.

Lenguaje

La palabra hablada de los flacuchos es difícil de comprender, incluso en el concepto. Formada por bocas alienígenas, el discurso no se ha logrado duplicar por intérpretes humanos de la Federación e incluso los traductores informáticos han tenido un éxito limitado.

Esto se ve agravado por el hecho de que los dialectos pueden variar enormemente entre las naciones y tribus, haciendo que aparezcan lenguas completamente nuevas y más lanzar un estudio humano de la lengua. Entre ellos, los flacuchos parecen no tener ningún problema con la comunicación, incluso entre las tribus que normalmente están situadas a años luz de distancia.

La teoría actual de la Federación es que los flacuchos tienen una capacidad psíquica que se superpone a la palabra hablada, la formación de un contexto en el que los seres humanos no pueden entender. Algunos científicos del SICON han comenzado a postular otra teoría, sin embargo. Se sugiere que los flacuchos tienen una comprensión de la base de su idioma que les permite integrar uno con el otro. En su primer encuentro con una nueva tribu, en algún momento se gastará sólo para la comunicación en los conceptos de base que, en sí mismo, suele ser suficiente para un Skinnie para conseguir lo que quiere. Conforme pasa el tiempo en compañía de otros flacuchos, poco a poco va a recoger los matices de los distintos dialectos por instinto lo que la comunicación se convierte en transparente.

A lo largo de este estudio de la sociedad, la cultura y la capacidad militar flacuchas, equivalentes humanos han sido sustituidos por términos reales flacuchos a fin de familiarizar mejor al lector con los conceptos cubiertos.

Psicologia

Los flacos son bípedos altos de piel gris con extremidades delgadas y pieles nudosas. Con una altura de siete a nueve pies de altura, estos humanoides peludos están cubiertos de una piel con ocasionales manchas verdosas, esta coloración aparentemente cambia a lo largo del ciclo de vida de flacuchos o es un signo de variación racial, similar en naturaleza a los tonos de piel de la humanidad.

Su epidermis coriácea está perforada en algunos lugares por protuberancias de hueso, más comúnmente en los hombros, los codos y la longitud de la columna vertebral. Los flacos son completamente sin pelo y no parecen requerir respiración superficial. Los flacos tienen una temperatura corporal mucho más alta (45 ° C / 113 ° F), una temperatura que puede ser fatal para los humanos. Esta temperatura corporal más alta hace que un flacucho desnudo aparezca en un par de fisgones de la Federación como un letrero de neón.

Los apéndices de un flacucho son alargados y, como se mencionó anteriormente, tienen numerosas protuberancias óseas. Estas protuberancias llegan a puntos distintos y sugieren que, si bien pueden no exhibir tendencias pugilísticas ahora; sus antepasados ​​pueden haber sido cazadores físicos en algún momento de su evolución.

La combinación de sus extremidades largas, piel gruesa y altura requiere un sistema cardiopulmonar y respiratorio notablemente eficiente para garantizar la circulación adecuada de gases y líquidos a las estructuras del cuerpo.

Los rasgos sexuales están casi completamente ocultos dentro del cuerpo de un flacucho y, aunque ciertamente hay una diferencia de género con respecto a las docenas de muestras tomadas durante sus ataques no provocados, casi el 50% han sido lo que los investigadores de SICON han determinado que son "mujeres". Los científicos de SICON todavía no están preparados para confirmar, sin embargo, si los flacuchos se reproducen o no sexualmente.

Los flacuchos tienen cuatro articulaciones en cada uno de sus tres dedos, lo que mejora su destreza manual en un 12% en comparación con la de un humano. La característica más destacada de la mano de Skinnie es la gran garra en el dorso de la palma, que parece ser de naturaleza similar a la garra de rocío de un neodog. Este temible pico es típicamente entre seis y ocho pulgadas de largo, sin embargo, algunos especímenes raros han excedido las diez pulgadas.

Los rasgos inusuales de la mano de flacucho se reflejan en el conjunto pedicular de esta raza. Si bien cada "pie" tiene cinco dedos, estos se articulan en tres lugares. Los dedos de los pies flacucho se extienden en un amplio abanico con el tercer o el dedo central siendo el más largo, con casi 12 pulgadas de largo. Este abanico de dedos eleva la articulación del tobillo, ya que los flacuchos parecen carecer de cualquier forma de talón. Al igual que conl os Flacos, cada dedo del pie está inclinado con una cutícula afilada. Los flacos tienen las mismas capacidades sensoriales que los órganos humanos; huelen, ven, oyen, tocan y prueban, apareciendo la lengua para ayudar tanto al consumo como a la comunicación. Hasta ahora, los científicos no han podido atribuir ninguna función a las mandíbulas que se encuentran a ambos lados de la boca de flacucho, llenas de una amplia fila de incisivos grandes. Es probable que sus otros cuatro sentidos sean tan agudos como los de un ser humano, aunque su sentido del olfato puede ser mucho menos agudo debido al tamaño reducido de las fosas nasales de flacucho, cuyas fosas nasales están situadas entre los órganos oculares abultados y apretados. Además, dado el efecto ligeramente cáustico del metano sobre los receptores de olor, esta no sería una adaptación biológica sorprendente.

Es probable que un flacucho solo pueda ver en el espectro rojo, de la misma manera que los perros; esto sin duda explicaría su propensión a las prendas de colores llamativos. La audición tampoco es más aguda que la sensibilidad al audio de un humano.

Sorprendentemente, la estructura de sus oídos, los cinco apéndices articulados, similares a los dedos que cubren el cráneo alargado de flacucho, no otorga la misma capacidad de sentir vibraciones fuera de su rango de audición normal. Es posible que su evolución humanoide les haya robado esta capacidad o que en su mundo natal tal característica nunca haya sido parte de la raza anterior de la que vinieron originalmente. En cualquier caso, estos "dedos" sirven como órganos auditivos flacuchos, capaces de recibir las vibraciones de las ondas de sonido a través de sus superficies antes de transmitirlas al cerebro. Sus sentidos táctiles no están limitados de ninguna manera por sus densas capas de piel que cubren el cuerpo de flacucho. Un flacucho tiene una capa más delgada de piel sobre sus manos, pies y cara, mientras que esto es notablemente más grueso que la epidermis de un humano, un sistema nervioso avanzado y una mayor propensión a las terminaciones nerviosas parece haberse adaptado a esto. Sin embargo, los científicos de SICON no pueden explicar esta aparente adaptación, ya que no parece haber ninguna razón biológica para este grado de sensibilidad, lo que sugiere que esta adaptación es de naturaleza ambiental. Es probable que si la Federación pudiera responder al enigma táctil de los flacuchos, aprenderían mucho más sobre su mundo natal.

El personal médico de SICON ha podido examinar de cerca los cadáveres de flacuchos y, al hacerlo, ha descubierto una serie de laceraciones microscópicas en la parte posterior del cuello. Estas laceraciones han sido objeto de una investigación especial, ya que las pequeñas incisiones y la decoloración que las rodea forman un patrón distinto que coincide con otros cadáveres autopsiados por científicos de SICON.

Si bien la Inteligencia Militar habría preferido realizar estos exámenes directamente, en su opinión, estas marcas son una forma de patrón cultural, muy similar a la escarificación ritual que se ve en la Tierra antes de los Trastornos. De hecho, pueden tener cierta importancia racial, pero los científicos de SICON han afirmado que estas laceraciones indican la presencia de una pieza de equipo u otro objeto extraño que "se desconecta" del usuario inmediatamente después de la muerte.

Anatomia Interna

Si bien los cadáveres han sido capturados para su estudio, se sabe muy poco de la fisiología interna de flacucho. Los Skinnies muestran un reflejo que permite que un flacucho muera a voluntad al activar una glándula u órgano dentro de sus cuerpos para autodestruirse, liberando algún tipo de agente de putrefacción en el torrente sanguíneo. De hecho, este químico ácido ha hecho que sea casi imposible determinar algo sustancial sobre sus órganos y la química de la sangre, ya que tan poco permanece intacto después de que se haya liberado esta toxina. Los modelos anatómicos teóricos indican que los flacucho comparten muchos rasgos biológicos básicos con la humanidad, pero la extensión total de esa similitud es imposible de medir con precisión. Se ha determinado a partir de la recuperación de los trajes de poder de flacucho que los flacuchos son respiradores de metano, la naturaleza de los sistemas respiratorios de estos trajes implica que esto debe suministrarse a un ritmo constante, lo que sugiere que la respiración rápida y superficial es normal para esta carrera. Sus respiradores hacen un ciclo de metano puro y llevan un suministro típico que, a la frecuencia respiratoria supuesta para un flacucho, dura aproximadamente dos horas. Esto probablemente se deba a la naturaleza pesada del metano y la cantidad de espacio que requiere para el almacenamiento. Esto puede explicar la naturaleza rápida de las incursiones de Skinnie; no tienen tiempo para batallas prolongadas debido a sus limitados suministros de metano.

Los huesos y la materia cerebral han sido difíciles de estudiar, ya que ninguno está suficientemente intacto después de la putrefacción de flacucho para promover el análisis. En el caso de un cerebro flacucho, se requiere decapitación y congelación de hidrógeno para preservar una muestra útil, ya que los químicos en descomposición llegarán al cráneo y se licuarán en minutos. Los huesos también eventualmente se deteriorarán si se permite, pero este proceso lleva el tiempo suficiente para que incluso sin preservación externa puedan examinarse en detalle.

La estructura esquelética de un flacucho es intrigante en su diseño básico pero elegante. Cada articulación en el cuerpo de un Skinnie está unida a través de la misma cavidad abierta de forma única e incluso sus columnas espinales se mueven libremente hasta cierto punto, lo que las hace casi imposibles de inmovilizar. Sin embargo, la constricción de su propia masa muscular, que es severamente limitante y el grosor de su piel, afecta su capacidad de mover muchas partes de su cuerpo en direcciones alternativas.

Los huesos de Skinnie no están construidos en capas por sus cuerpos como con los sistemas esqueléticos humanos. Son una forma de crecimiento de calcio orgánico permeable pero insoluble, de composición fuerte pero uniforme. A medida que un Skinnie crece, se teoriza que agregan densidad a sus huesos a través de un proceso de reconstrucción y transporte químico que los investigadores aún no han comprendido completamente. Se sabe que los huesos de flacucho no son tan resistentes a las lesiones como lo serían los humanos, aunque en teoría también son más fáciles y rápidos de curar.

El cerebro de un Skinnie es tan complejo como sus huesos son simples. Cuatro lobulados, a diferencia de los dos humanos, y extremadamente bien desarrollados, su composición general sigue siendo un misterio para los científicos de SICON. A través del análisis de laboratorio, se ha determinado que cada flacucho diseccionado a nivel cerebral no muestra evidencia de capacidad psíquica. Este pensamiento hasta ahora ha sido confirmado por el hecho de que nunca se ha visto a flacuchos ejercer ninguna forma de habilidad mental en el campo de batalla. Sin embargo, la falta de potencial psíquico de los Skinnies hace que esta carrera no sea menos preocupante para la Federación y requieren una investigación continua.

Tecnologia

Viajes Espaciales

Los flacuchos han tenido la capacidad de cruzar los años luz entre las estrellas durante algunos siglos, utilizando una unidad estelar similar en concepto (aunque radicalmente diferente en diseño) a la propia Unidad Cherenkov de la Federación. Contentos de vivir en su propia región del espacio, solo han viajado a los mundos de otros alienígenas para comerciar y asaltar, dependiendo de la tribu enviada en el viaje.

Los flacuchos, como los arácnidos, han evitado el desarrollo de enormes naves espaciales capaces de ganar guerras enteras por sí mismas. La flota de la Federación, por lo tanto, es sin duda el maestro indiscutible del espacio. En cambio, los Skinnies tienden a construir naves de asalto a la velocidad del rayo, la mayor de las cuales es capaz de transportar una tribu entera a una zona de combate. Al poseer características de sigilo avanzadas, las naves Skinnie están diseñadas para evitar el combate y el enfoque invisible sobre un objetivo, desplegar tropas y luego retirarse hasta que sea necesario.

Para una Federación que invierte tanta autoestima en la construcción de buques de guerra masivos, esta filosofía parece un paso atrás, pero la velocidad aterradora por la cual los flacuchos pueden atacar y dominar un mundo sugiere muchas cosas que los ojos humanos no ven.

Notas

  • Flacucho es un nombre asignado por su aspecto físico al igual que Bicho al arácnido.

Personajes

Advertisement